DIRECTORIO

OFICINAS

Ajedrez

Ajedrez

Por José Prigadaá Andrade

Omar Gómez López, sujeto que pretende destacar en la política martinense haciendo declaraciones fuera de lugar en algunos medios de comunicación, señalando que no aceptará imposiciones de su partido en este proceso electoral, no recuerda como fue regidor priista durante el gobierno nefasto del ex alcalde Hilario Ruiz Zurita.

Posiblemente a él ya se le olvido como consiguió esa regiduría priista, y no fue por trabajo, sino porque le pego el brinco a su “amigo” Antonio Rosas Delón cuando fueron a ver a Jorge Carvallo Delfín al municipio de Gutiérrez Zamora, historia que conocemos a la perfección, así que el imberbe no puede hablar de lealtades, porque de este tema sabe perfectamente su prima Karla Estrada Gómez cuando ella fue candidata a la diputación local, y este politiquillo le jugo las contras para apoyar a otros candidatos, todo porque dice que en su momento Javier Duarte de Ochoa no lo busco.

Hay que recordar que Omar Gómez López traicionó a su partido, al PRI, para apoyar al PAN cuando jugo y perdió Miguel Ángel Yunes Linares en contra de Javier Duarte de Ochoa, y posteriormente defraudo a su padrino de pila para apoyar al que le da de comer, al ex candidato priista Héctor Yunes Landa, quien perdió contra Miguel Ángel Yunes Linares.

Esto quiere decir que donde mete sus narices Omar Gómez López hay traición, derrota y desunión, ya que sus mismos compañeros de Partido, y reconocidos empresarios de Martínez de la Torre y la región no lo aguantaban cuando llegaba a las reuniones de su jefe Yunes Landa, a tal grado que le llegaron a poner el apodo del “Torpedo”, ya que barco al que se sube, lo hunde.

Omar Gómez López dice que tiene trabajo político, que ha caminado, pero nunca ha demostrado en un solo evento su poder político, y por el contrario, se tiene que pegar a la sombra de otros para poder levantar.

El ex regidor priista seguramente quiere llamar la atención a su dirigencia estatal, hacerles saber bajo mentiras que esta fortalecido, cuando la realidad es otra, ya que sin duda sabe que el hueso se está quedando sin carne, y tiene que buscarle para poder seguir comiendo con manteca, ya que como “abogado” es un fracasado”, y como constructor, siempre está a lo que ordene su patrón.