DIRECTORIO

OFICINAS

Habitantes de Tlalixcoyan dicen estar en el olvido después de “Katia”

Aún se pueden ver sembradíos repletos de agua en las comunidades del municipio de Tlalixcoyan después de las lluvias que dejó el huracán “Katia”, pero sobre todo en viviendas de los pobladores, quienes tuvieron afectaciones y dicen, no han recibido ningún tipo de apoyo.

En la comunidad de “Las Mesas” hay familias que no logran recuperarse del desbordamiento del río Blanco, el cual se desbordó y llegó a las casas por lo menos hasta las rodillas.

Afortunadamente las pérdidas materiales no fueron tan serias ya que cada año saben que suele pasar lo mismo, sin embargo les perjudica en tener que dejar de trabajar o trasladarse a donde comúnmente lo realizan para cumplir con sus tareas.

La señora Norma Luz Quevedo Reyes, fue de las personas que desde el sábado por la mañana, vio como el río Blanco empezaba a alcanzar su vivienda, convirtiendo ese fin de semana un momento difícil para su familia.

Ella reconoció que hasta este martes, ninguna autoridad local y mucho menos estatal, había acudido para brindar algún tipo de ayuda como por lo menos, saber las condiciones de los habitantes.

Peor le fue a la familia del señor Hugo Gómez Sánchez, a quienes el agua les llegó hasta las rodillas, e inundó  su casa y el taller donde trabaja que es la parte trasera, dejándolo sin ganar el sustento durante este fin de semana.

Coincidió en que solamente han esperado a que el agua baje su nivel, y ello ha sido muy lento porque presencia de alguna autoridad no se ha dado según lo señalado.

Perdió un ropero y electrodomésticos que no pudo rescatar, y lo demás lo resguardó apilándolos donde mejor se pudiera para que no les pase nada.

Con todo y que el río Blanco ha bajado su nivel, todavía hay tierras y viviendas con agua, por lo que los pobladores de Tlalixcoyan de alguna manera piden les apoyen para salir adelante lo antes posible.