DIRECTORIO

OFICINAS

Mane de la Parra nos cuenta cómo es que dejó ser “el bueno de la historia”

*El cantante y actor tiene nuevos proyectos en los que definitivamente salió de su zona de confort

Mane de la Parra no se conforma con ser una celebridad, él es una persona que se preocupa por ser un “ARTISTA” en toda la extensión de la palabra, pues aunque comenzó en la actuación sólo para promocionar su música, la verdad es que esta carrera lo apasionó y ahora se lo toma como algo muy serio en su vida: “Te mentiría si te dijera que llegué sabiendo, yo la verdad aprendí de mis errores. Al principio no lo disfrutaba, para mí la actuación era un medio para que mi música llegara, pero creo que a medida que lo fui haciendo menos mal, lo empecé a disfrutar y le vi el lado bonito que es interpretar la vida de alguien más”.

Asimismo, continuó: “Antes me preguntaban si prefería la música o la actuación, pero yo decía la música. Sin embargo, creo que hoy prefiero los dos. Yo admiro mucho a los artistas de Estados Unidos, porque son artistas completos, no obstante, aquí te preguntan, bailas, cantas o actúas, y NO, debes de ser lo más completo que se pueda”.

Por esto y más, es que poco a poco ha crecido desde su primer protagónico de telenovelas, “Esperanza en el Corazón”, junto al productor Luis de Llano, pues ahora ha llegado con la productora top de las telenovelas, Carla Estrada. Sí, es correcto, De la Parra estará en la bio serie de Silvia Pinal y hará el personaje de “Fernando Frade”, ex pareja de Silvia Pinal y de una de sus hijas.

En este papel el actor salió de su zona de confort, pues no sólo dejó de ser “el niño bueno de la historia”, sino que además se mostró como nunca: Con un cuerpo robusto y peluca, es decir con una apariencia que no tiene que ver con los galanes a los que está acostumbrado a hacer.

“Frade” es una especie de “antagonista” en la historia, además de ser una persona que llevó su vida a los excesos, drogas y alcoholismo: “Me tocó hacer escenas muy fuertes, escenas de descontrol físico, verbal, adicciones, excesos y eso enseñarlo es fuerte, porque tienes que darle a ese papel verdad”, comentó el intérprete.

Ahora bien, el hermano de Alondra de la Parra no se detiene, ya que también acaba de hacer una película que se llama: ‘Juan Apóstol, el más amado’. En esta película, el actor nos confesó que no quería evangelizar a nadie, al contrario, quería ser neutral y sólo mostrar la historia de un hombre, el lado humano, y ese precisamente es el mensaje de la película y por eso aceptó realizarla: “Lo que más me encantó de hacer este papel fueron los retos… Estamos acostumbrados en la televisión a tener demasiadas comodidades, un camper con aire acondicionado, pero qué pasa si estás en la mitad del desierto grabando… esos lujos no existen, entonces eso es muy padre porque te expones a otras cosas”.

Y por si esto no fuera poco, el día de ayer estrenó el video de su segunda canción en el género urbano, ‘Cuando no quede nada’ con Juan Magán, el cual se espera sea todo un éxito.