DIRECTORIO

OFICINAS

Ajedrez

Ajedrez

Por José Prigadaá Andrade

Ajedrez

Por. José Prigadaá Andrade

*5 de octubre no se olvida

 

La lluvia no paraba, era parte de la depresión tropical número 11, que a decir de los meteorólogos se juntaba con una vaguada que provocó que arroyos se convirtieran en ríos, y ríos que se convirtieran en desgracia, ya que oficialmente este desastre natural provocó la muerte de 127 personas, afectando el 40 por ciento de los municipios del estado de Veracruz, dejando perdidas económicas de un poco más 2 mil 800 millones de pesos. (Datos proporcionados por la Secretaría de Gobernación en aquellos tiempos)

 

El municipio de San Rafael, Veracruz, amaneció el 5 de octubre totalmente inundado, la desgracia se respiraba por donde quiera, nadie daba crédito de lo que estaba pasando, ricos y pobres, morenos y blancos se juntaban en un solo dolor, el buscar sobrevivientes, y ayudar a todo aquel que estuviera en peligro.

 

La noticia de lo que ocurrió en Teziutlán, Puebla nadie la conocía, ya que en aquellos tiempos no existían medios como el whatsapp o Facebook, que ahora permite a la sociedad se entere  en tiempo real de lo que está pasando en cualquier parte del mundo.

 

Los habitantes de la colonia la Aurora, ahora conocida como la colonia de los olvidados sufría una desgracia, miles de toneladas de tierra sepultaban más de 60 casas, dejando enterradas vivas a cientos de personas que nada pudieron hacer para salvarse, ya que muchos aun dormían en esa mañana de fuerte lluvia.

 

Regresando a Veracruz, en el municipio de Gutiérrez Zamora algo parecido pasaba, ya que la reportera María Elena Ferral, reportaba que los pueblos Coronado, Rafael Valenzuela, Santa Rosa y Zapotal se habían perdido, y con ello sus habitantes.

 

En el municipio de Papantla, Bonifacio Castillo, alcalde de ese lugar, daba a conocer de manera oficial que había más de 50 muertos, y que Juan Moncayo, albañil de Tecolutla llegó hacía él para informarle que en la comunidad Estero de la Cruz había más de 300 muertos, dato que nadie de manera oficial confirmo.

 

Poza Rica, Martínez de la Torre, Tlapacoyan, Atzalan, Altotonga, Nautla, Vega de Alatorre, Misantla, Cazones y docenas de municipios más tenían una historia que contar, entre ellas la falta de agua y alimentos que comenzaban a escasear en lugares donde el agua les impidió salir por varios días.

 

Regresando al estado de Puebla, Teziutlán no era el único municipio de esa entidad que tenía una historia que contar, ya que en Zacapoaxtla y Cuetzalan también se reportaban docenas de personas desaparecidas en las partes más apartadas de las cabeceras municipales.

 

Hasta la fecha ninguna autoridad puede decir con exactitud cuántas personas fallecieron en esos días, lo cierto es que nadie advirtió a los veracruzanos o poblanos la desgracia que se avecinaba, que las medidas de protección civil fallaron.

 

A 20 años de esta desgracia, hoy 5 de octubre se celebraran cientos de misas en colonias y comunidades, tanto en el estado de Veracruz como Puebla, donde todavía las autoridades de Protección Civil no están preparadas para enfrentar otra desgracia como esta. Así las cosas.