DIRECTORIO

OFICINAS

Dan prisión preventiva a exsíndico de Mixtla, Veracruz

El juez de control del Distrito de Zongolica impuso una prisión preventiva en contra del ex síndico del Ayuntamiento de Mixtla de Altamirano, Ricardo “N”, imputado por el delito de homicidio doloso calificado en grado de autor intelectual contra la ex alcaldesa Maricela Vallejo Orea.

A pesar de que el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, dijo que su primera audiencia se efectuará de manera pública para que se conociera la situación que prevalece en este asunto, el juez la efectuó a puerta cerrada.

El imputado fue trasladado bajo un fuerte dispositivo de seguridad a la sala de juicios orales, para llevarse la primera audiencia en punto de las diez de la mañana, pero debido a la falta de energía eléctrica, esta se prolongó por espacio de una hora y media.

En dicha audiencia, el juez de control legalizó la detención de Ricardo “N” y le aplicó una prisión preventiva de un año.

Una vez que culminó la audiencia alrededor de las 13:40 horas, el imputado fue sacado de la sala de juicios orales por los custodios para trasladarlo de nueva cuenta al Cereso de Zongolica, a donde ingresó a las 02:30 horas de este mismo 21 de agosto.

Por su parte, los abogados defensores; Geturio Alfaro Carrera y Rafael Santés Pérez, revelaron que se fijó la audiencia de vinculación para el próximo viernes 23 del presente en punto de las 15:00 horas, por lo que al menos hasta esa fecha, permanecerá el imputado en el Cereso de Zongolica.

Detallaron que en su momento habrán de aportar los medios de prueba para efecto para aportar los medios de defensa correspondientes.

Cabe señalar que en las afueras de la sala de juicios orales permanecieron tres hermanos de Ricardo “N”, así como familiares de la alcaldesa Maricela Vallejo Orea.

Los familiares de Ricardo “N”, dieron a conocer que hubo diversas irregularidades por parte de la Fiscalía, ya que les habían dicho que se les permitiría estar presentes al menos a un familiar, lo cual no ocurrió, además de que cuestionaron el que se tomen como pruebas de las supuestas amenazas las llamadas descargadas de publicaciones de medios de comunicación, cuando en su momento la finada Vallejo Orea nunca las quiso entregar a la Fiscalía.