DIRECTORIO

OFICINAS

Exámenes extraordinarios se está volviendo negocio en Tlapacoyan

Por Juan Carlos Jiménez

Tlapacoyan, Ver.

Los exámenes extraordinarios es la escuela secundaria para trabajadores Lázaro Cárdenas del Rio en Tlapacoyan se está volviendo un buen negocio, así lo señalan padres de familia y alumnos que aseguran están siendo obligados a pagar en efectivo o especie para poder ser promovidos.

Padres de familia que pidieron el anonimato, señalan que a los alumnos les están pidiendo pintura, dinero y hojas blancas para que pasen el o los exámenes extraordinarios que tienen pendientes y poder ser promovidos de grado escolar y no arrastrar las materias, esto por parte del director de la institución Olaf Castañeda Moreno.

Uno de los señalamientos serios y que debe de tomar en cuenta la representación se de la SEV asentada en Martínez de la Torres, es que a los alumnos están amenazando a los alumnos de 2 y 3 grado para que le paguen al nuevo maestro de inglés.

El cual apenas tiene 4 clases con los alumnos, pero ya están siendo obligados a dar aportaciones para que puedan pagar un sueldo, del cual está obligada la SEV a dárselo y no los propios padres de familia o alumnos.

Además les cobran 200 pesos, o en su defecto deben de aportar pintura, thiner, brochas y paquetes de hojas los alumnos que deben materias para que los pasen, señalando al docente de inglés y a un docente identificado como Marcos “N”.

Cabe señalar que los padres de familia también se quejan de que les cobran de manera grosera a los niños que deben la cooperación de padres de familia, llegando al grado de sacarlos de la escuela y deben de regresar con la aportación solicitada.

Otra de las quejas es contra el personal administrativo el cual trata con malos modos a los padres de familia, esto debido a que no les gusta que sean molestando debido a que se están pintando las uñas o se encuentran comiendo.

Por ellos los padres de familia piden el apoyo de las autoridades de la Secretaria de Educación de Veracruz para que pongan atención en esta escuela secundaria que en lugar de formar a jóvenes con valores, les enseñan malas prácticas de corrupción para poder ser promovidos de grado escolar.