DIRECTORIO

OFICINAS

HORA LIBRE | ¿Ahora debemos cuidarnos también de la policía estatal?

Hora Libre

Por Álvaro Belin Andrade

Elementos de la Policía Estatal agredieron gravemente en Xalapa a Jonathan Escobedo Gamas, alumno de la maestría en Estudios de Género en la Universidad Veracruzana el pasado 27 de junio, cuando había salido con sus amigos a festejar el final del semestre.  Sus compañeros y personal académico del Centro de Estudios de Género condenaron enérgicamente la agresión y señalaron en un pronunciamiento hecho público este lunes 8 de julio:

“Con gran indignación hacemos un llamado al Gobernador de Veracruz, Ing. Cuitláhuac García Jiménez, y al Presidente Municipal de Xalapa, Dr. Pedro Hipólito Rodríguez Herrero, para que actúen de manera efectiva, se atienda este caso, se castigue a los culpables y se repare el daño hecho a este estudiante ejemplar y destacado de nuestro Posgrado”.

Y añaden:

“La verdadera transformación comienza por el respeto a los Derechos Humanos de la ciudadanía, sin importar su identidad sexual, de género, religión, etnicidad o cualesquiera que pueda ser motivo de discriminación”.

El fatídico día, que debía ser de celebración, Jonathan fue levantado por policías estatales en la capital. De manera humillante, fue tratado como uno de los tantos criminales que –ellos sí– se pasean impunemente por la ciudad sin que nadie les moleste.

En una nota publicada por el portal e-Consulta, Jonathan relata su pesadilla:

Fue agredido por la policía estatal Jonathan Escobedo

“En el piso, uno de los policías me aplastó con su bota mi rodilla y me empezó a apretar tan fuerte […] que sentí que se me iba a romper, me histericé, empecé a gritar muy feo, yo ya no sabía qué hacer, empecé a forcejar (…) Se les hizo muy fácil tratar de someterme con el ‘teaser’, me lo pusieron en la espalda y en el pecho, de hecho tengo algunas marcas; tengo aproximadamente entre ocho y 10 marcas en la espalda”.

A más de 10 días del ataque violento, aun siente dolor por las heridas que le provocaron los genízaros y sufre fuertes dolores de cabeza y oído que no lo dejan escuchar bien.

Estudiante de posgrado en la UV y activista por los derechos de la diversidad sexual, a Jonathan Escobedo los policías estatales los insultaron, amedrentaron, golpearon y detuvieron solo por su identidad sexual. Una vez que lo vieron caminando rumbo a su casa, los policías lo intervinieron; cuando los encaró, “decidieron subirlo a la patrulla y con lujo de violencia física y verbal lo llevaron a San José «por ponerse chingón», según le dijeron esa noche y luego se enteraría que en realidad lo señalaban por estar en estado de ebriedad y en posesión de marihuana, lo cual niega”, relata la nota del portal.

“Me desesperé porque era choque tras choque tras choque, les empecé a preguntar por qué me ponían tantas veces el ‘teaser’ encima y como vieron que no me calmaba me lo pusieron en la nuca, en la parte de atrás de la cabeza, dos veces y fue cuando me desvanecí, me quedé tirado en el piso, afuera de los separos”.

Es imperdonable que, mientras la violencia criminal crece sin que el gobierno estatal le ponga freno, ahora la policía también se agregue a la carga de violencia contra los pobladores de este atribulado estado. Mientras golpeaban a Jonathan, las bandas criminales seguían haciendo de las suyas en la ciudad.

Algo deben hacer el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, para hacer de la Policía Estatal (y demás cuerpos policiacos estatales) una fuerza destinada a combatir a los delincuentes y no a saciar sus instintos primitivos en la humanidad de ciudadanos comunes e inocentes.

Las benditas redes sociales

“Pues qué creen? Por orden directa de @lopezobrador_ cerraron el programa de televisión de @CanalOnceTV de los fantoches aplaudidores que llegaron a saquear el canal del IPN? Cómo se llaman los fantoches..? Alguien recuerda cómo se llamó el programa?”. Ricardo Alemán @RicardoAlemanMx

En Veracruz, un Auditor que comunica

Hay algunas áreas de la administración pública que pudieran considerarse distantes de la sociedad, sin embargo, su influencia en el buen funcionamiento de los gobiernos es trascendental.

Recientemente, el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) ha experimentado una alta conexión con la sociedad; el fenómeno va desde la mejora en su comunicación social hasta el acercamiento de sus servicios a través de su aplicación Orfis-Móvil, así como en la intensificación de sus acciones de capacitación y el uso de plataformas tecnológicas que ya le son reconocidas a nivel nacional.

Otro elemento que ha cobrado significación especial es el activismo del propio Auditor Lorenzo Antonio Portilla Vásquez, quien aparece de manera oportuna en la escena pública y ha acertado recientemente en marcar la agenda en el ámbito de la fiscalización, de tal manera que los propios mensajes semanales que difunde ya se han vuelto imperdibles.

Esto, en suma, revela que el titular del Orfis tiene la virtud de comunicar, algo que no es muy común en estos tiempos, y lo hace porque sí tiene algo importante qué expresar o informar.

En su más reciente mensaje semanal, Antonio Portilla Vásquez comparte que esta semana una delegación de integrantes de Global Integrity y la asociación civil Gestión Social y Cooperación (GESOC), visitarán las oficinas centrales del Orfis para hacer un reconocimiento del trabajo que realiza la institución desde 2017 bajo el proyecto Follow The Money, en el que se reafirma el liderazgo que Veracruz tiene en materia de Gobierno Abierto.

Lo anterior, en particular, por el trabajo de fiscalización que ha permitido al Orfis construir puentes de colaboración “para restaurar la confianza de los ciudadanos en el gobierno”, como lo señala Portilla Vásquez.

Como comunicador, se agradece que el Auditor comunique, pues así se mantiene un efectivo lazo con la sociedad y se desdibuja la idea de que el Orfis es una institución anclada en la sombra; nada de eso, es evidente que ha habido un fortalecimiento institucional que es reconocido por más asociaciones y organismos locales, nacionales e internacionales.

Lo mejor es que esta nueva etapa del Orfis es hoy visible para la sociedad que también aprecia cuando se comunica, y se hace bien.

Comentarios: [email protected] | http://formato7.com/author/abelin/