DIRECTORIO

OFICINAS

HORA LIBRE | En CMAS-Xalapa, no solo fugas de agua

Hora Libre

Por Álvaro Belin Andrade

En el ayuntamiento de Xalapa, parece que la austeridad se ha entendido como la forma de hacer menos con más, en lugar de hacer más con menos. Con Hipólito Rodríguez, el municipio parece condenado a la mendicidad, a andar arrastrando la cobija, como si no trajera nada en la cartera.

Aunque el alcalde ha salido este martes a desmentirlo, lo cierto es que según varios observadores, durante el primer año del gobierno municipal de Morena hubo un dramático subejercicio de los recursos federales que alcanzaría más del 50 por ciento, y ni siquiera fueron presentados proyectos que permitieran aplicarlos de manera extemporánea.

Pero no es el único caso en que Hipólito Rodríguez ha tenido serios problemas con las finanzas, lo que le ha obligado a cambiar al titular de la Tesorería. Incluso dentro del personal directivo municipal, muchos de ellos simpatizantes de Morena, hay la certeza de que el alcalde está más preocupado en cuidar el dinero que en invertirlo, mientras la ciudad ve cómo sus carencias se profundizan.

Y digo que no es el único caso porque habrá que ver cómo ha lidiado con las ominosas fugas de recursos financieros que ha vivido la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS) por inoperancia de sus mecanismos de control y una obesidad burocrática que incluye una nómina de más de mil 400 trabajadores.

Solo observe cómo se atiende una avería en la red de agua: primero llega una cuadrilla con casi 10 trabajadores, más de la mitad de ellos solo para echar porras a los dos o tres que realizan el trabajo, y 10 o 15 días después (ya que se cansaron de tantos reportes) llega otra cuadrilla igual para concluir los trabajos.

Aunque la situación crítica en CMAS ha sido heredada desde administraciones anteriores, como la deuda de más de 400 millones de pesos que contrató irregularmente el exalcalde Reynaldo Escobar Pérez en los tiempos alegres del PRD, lo cierto es que la incapacidad de quienes están como responsables de la operación de CMAS, junto con la falta de vigilancia de su contraloría, a cargo de un arquitecto, Luis Guerrero García, hermano de la actual tesorera, Clementina ‘Tula’ Guerrero, ha hecho que las fugas de dinero sean más fuertes que las fugas de agua por todos los rumbos de la ciudad.

Las benditas redes sociales

“Todos tenemos paciencia mientras la falta de gasolina no afecta a tu vida y trabajo. Los daños colaterales de una guerra siempre pegan a ciudadanía. Ojalá que estos días sin gasolina sí ayuden a frenar huachicol y que no sea otra patada al avispero sin estrategia como FCH”. Marcela Herrera @MarcelaHerreraR

Gerencia Comercial, la ineficiencia que nos cuesta muy cara

Y uno de los hoyos más grandes está en la venta y cobro del agua, a cargo de la Gerencia Comercial de CMAS.  Pese a que hay reportes no oficiales en el sentido de que en Xalapa hay más de mil tomas directas de agua, es decir, que no tienen medidor para control, la Gerencia Comercial, a cargo del ingeniero Martín Ladrón de Guevara, respondió a una solicitud de información que al 30 de octubre pasado se habían detectado 128 tomas sin medidor. Esa ausencia de control y vigilancia permite que buena parte del caudal de agua que se comercializa no sea cobrada adecuadamente, y habrá que ver si algunos de esos usuarios con tomas directas no son de los considerados como grandes usuarios.

Al mes de noviembre pasado, la CMAS realizó 16 mil 326 ajustes a la facturación, con un importe total de 15 millones 173 mil 006.19 pesos, lo que representa el 3.22% de los ingresos recaudados por concepto de Derechos a ese período, que ascienden a poco más de 471 millones. Este asunto es preocupante porque no hay procedimientos o protocolos para tener control sobre los ajustes en las facturas: cualquier caja de cobranza puede, bajo su propio criterio, hacer ajustes a la factura (generalmente a la baja) con solo solicitarlo el usuario que se siente agraviado.

Todo ello se presta a acuerdos en lo oscurito en que los empleados de las cajas pueden acordar con el usuario una quita a cambio de moches, y tiene que ver con la calidad de la facturación; estas negociaciones podrían advertirse si al momento de emitir la factura se observa si hay una discordancia entre el anterior monto y el que se emite.

Otro tema sensible es el de las factibilidades. Se entiende que para la construcción de cualquier inmueble, sea para oficinas o para uso habitacional, las empresas inmobiliarias deben solicitar un estudio de factibilidad de abasto de agua a CMAS, cuyo costo corre a cargo del solicitante. Sin embargo, este tema no ha sido auditado por la Contraloría interna.

De hecho, la Contraloría no realizó auditorías al área de la Gerencia Comercial. A través de la Unidad Investigadora dio inicio a 64 procedimientos de investigación, de los cuales en 4 emitió un Informe de Presunta Responsabilidad, en 6 emitió Acuerdos de Conclusión y Archivo, y 54 se encuentran en trámite.

Además, de los cuatro procedimientos de investigación en los que se emitió informe de presunta responsabilidad, la Coordinación de Responsabilidades Administrativas dio inicio a los procedimientos de responsabilidad administrativa correspondientes y, actualmente, tres se encuentran totalmente concluidos y uno se encuentra en trámite.

Es importante señalar que durante el ejercicio 2018, la Contraloría Interna no determinó aplicar sanciones consistentes en la inhabilitación de servidores o ex servidores públicos, lo que evidencia que el titular del Órgano de Control Interno de la CMAS, es decir, el arquitecto hermano de la Tesorera Municipal, no dio cumplimiento a sus funciones de vigilancia, control y evaluación, en áreas tales como la Gerencia Comercial; así como también, que la falta de control de las tomas directas, por parte de ésta y los ajustes realizados a la facturación representan una afectación relevante al patrimonio de la Comisión.

Así las cosas en la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento de Xalapa en una primera mirada sobre el desempeño de su principal área, la Gerencia Comercial.

Fiscalía también desatendió abuso sexual a menores

Otra denuncia pública por el mal desempeño mostrado al frente de la Fiscalía General del Estado recibirá el abogado oaxaqueño Jorge Winckler Ortiz, ahora por el sensible tema del abuso sexual de menores en Veracruz.

Este viernes 11 de enero, en el Café La Parroquia de Xalapa, el Colectivo contra el Abuso Sexual Infantil realizará una denuncia contra el titular de la FGE, quien dejó acéfala por más de ocho meses la Fiscalía Coordinadora Especializada en Investigaciones de Delitos de Violencia contra la Familia, Mujeres, Niñas, Niños y Trata de Personas y por realizar más de 20 despidos masivos contra fiscales especializadas.

Con estas acciones, señala el colectivo, la Fiscalía General del Estado ha afectado gravemente la impartición de justicia y el seguimiento de carpetas de investigación que llevan detenidas varios meses y no han permitido que sean ejercidas penalmente. Señalan que los casos que defienden los han litigado ante el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Veracruz.

“Estas dos instancias encargadas de procurar justicia hacia nuestros hijos omiten el ejercicio de los Protocolos, lo cual deriva en procesos de re-victimización hacia nuestros hijos/hijas pero, sobre todo, afectan en la defensa de nuestros casos ante la Justicia, sirviendo de excusa para los abusadores quienes alegan el ejercicio de los derechos humanos de nuestros hijos para defenderse de la ley”.

Según un texto enviado a periodistas, “las personas que tenemos el valor de realizar los procesos de denuncia, nos hemos visto violentados por nuestros agresores y hemos sufrido violencia institucional por parte del Sistema de Justicia Penal y Civil. Aunado a esto, vivimos diariamente los estigmas sociales que permean por tabús e ignorancia en nuestra sociedad. El abuso sexual es un tema que causa vergüenza en las víctimas y en sus familias, pero nuestra indignación nos permite vencer el miedo para defender a nuestros hijos e hijas”.

Los integrantes de este colectivo hacen un llamado a la sociedad, para que otras personas que hayan vivido situaciones similares alcen la voz y se unan a ellos y busquen apoyo.

“Alzamos la voz a pesar del miedo, para poder luchar por la seguridad, dignidad e integridad de nuestros hijos e hijas. Recordemos que el activismo nace del dolor y de la injusticia”.