DIRECTORIO

OFICINAS

La escena de Joker que Joaquin Phoenix improvisó para que ‘fuera perfecta’

Joaquin Phoenix, el protagonista de Joker, acostumbra a improvisar pocos pasajes de sus interpretaciones. En recientes declaraciones, Todd Phillips, el director y guionista, ha dado a conocer cuál fue la versión original de una de las escenas más impactantes del filme.

Atención: esta nota tiene spoilers

Después de cometer su primer crimen en el metro, Arthur Fleck se refugia en el baño público de la estación. Acaba de disparar a tres jóvenes ejecutivos de Wall Street que intentaban atacarle tras un episodio de risa nerviosa asociado a su trastorno mental.

Aún en estado de shock, Arthur protagoniza una de las más hipnóticas escenas que marca el inicio de su conversión. Una impactante toma en la que Phoenix siguió un patrón totalmente distinto al que marcaba el guión original, según ha reconocido el director.

“En el guión, Arthur entraba en el baño, escondía el arma y se limpiaba el maquillaje mientras se contemplaba a sí mismo en el espejo diciendo ‘¿Qué es lo que he hecho?'”, explica Phillips a screenplayed.

Un Arthur Fleck arrepentido y súbitamente racional que no convencía ni al director ni al intérprete, Joaquin Phoenix. “No parecía Arthur. ¿Por qué se habría preocupado Arthur de esconder la pistola?”, se pregunta el director.

En cierto momento del rodaje, y tras haber barajado “un millón de ideas” tratando de hacer “algo distinto”, el director puso una pieza musical de Hildur Guðnadóttir, la chelista islandesa que ha compuesto la envolvente banda sonora del filme.

Joaquin simplemente comenzó a bailar la pieza. Solamente estábamos él y yo dentro del baño, con 250 personas del equipo esperando fuera. Nos miramos el uno al otro y dijimos ‘Esta es la escena'”, relata Phillips.

El director ha subrayado la enorme importancia que cobran el baile y a la música a lo largo de su película, asegurando que “desde el primer momento Arthur quedó definido como uno de esos personajes que lleva la música por dentro”.

En la película, la danza viene cargada de un fuerte simbolismo, ya que indica el inicio transformación psicológica de Arthur Fleck en el Joker después de conocer la sensación de matar, de arrebatar una vida, por primera vez.

Esta es la segunda vez que le vemos bailando y vemos al Joker dentro de él”, asegura Phillips, “más que en la vez anterior, y menos que la próxima”.