DIRECTORIO

OFICINAS

Ocupa Veracruz el primer lugar en inseguridad alimentaria y tercero en desnutrición

El presupuesto de 128 mil millones de pesos para Veracruz será insuficiente para que la administración estatal subsane el rezago en el que viven las familias, cuando presentan una pérdida del poder adquisitivo desde el año 2010, lo que ha propiciado que la entidad ocupe el primer lugar en inseguridad alimentaria y tercer lugar en desnutrición, afirmó el investigador del Instituto de Investigaciones de Estudios Superiores, Económicos y Sociales (IIESES), de la Universidad Veracruzana (UV), Rafael Vela Martínez. Según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), a las familias no les alcanza el dinero para comprar alimentos y hay gente en el área rural que se queda con hambre y es catalogado como pobreza extrema.

Además el índice de Tendencia Laboral de la Pobreza -herramienta del Coneval que muestra la proporción de personas que no pueden adquirir la canasta alimentaria con el ingreso que perciben- refiere que desde el 2005, los veracruzanos comenzaron a ver reducida su economía. Pero fue en el año 2010 cuando el 70 por ciento de los trabajadores veracruzanos se dan cuenta que ya no puede adquirir los productos de la canasta básica.

“Esta es la consecuencia de que a la gente no le alcanza el dinero para comer y tenemos el primer lugar en inseguridad alimentaria y el tercer lugar en desnutrición”, dijo.

Además Veracruz presenta un rezago en infraestructura carretera de diez años, porque los últimos gobiernos estatales no hicieron inversiones en obra pública, y de la misma manera ocurre con hospitales y escuelas.

“Hay una falta de recursos que posiblemente no le alcance para poder subsanar tantos años de abandono en la economía veracruzana. Ciertamente le autorizaron 128 mil millones de pesos, podría pensarse que es suficiente, pero ese dinero no alcanzará a resolver los problemas que enfrentamos como carreteras que están en situación deplorable”, dijo.

El economista refirió que son constantes las quejas de los automovilistas y conductores del transporte público porque las carreteras en el área urbana están en una situación deplorable, pero la situación se agrava en los caminos intercomunitarios, lo que ha impedido que los productores puedan sacar las cosechas a los mercados de la ciudad.

“El nuevo gobierno enfrenta una falta de recursos que no les va a alcanzar, es un reto el que tiene este gobierno para poder invertir en hospitales, carreteras, alimentación, todo lo que demandan los veracruzanos, a causa de la pobreza que le heredaron otras administraciones estatales”, finalizó.