DIRECTORIO

OFICINAS

Rebaten plan de gobierno de Cuitláhuac por no consultar sectores

Una de las principales directrices del Plan Veracruzano de Desarrollo (PVD) debe ser delinear políticas públicas para garantizar la seguridad de todas y todos los ciudadanos. Detallar si la atención del fenómeno de la inseguridad se va a dejar a la federación. Solo así se podrá generar riqueza para luego repartir entre los ciudadanos.

El empresario Augusto Zamora Lara y el investigador de la Universidad Veracruzana (UV), Rafael Arias Hernández, consideraron necesario dar un “voto de confianza” a la actual administración en la integración y presentación de lo que serán las líneas de su gobierno.

Sin embargo, se destacó que la administración de Cuitláhuac García Jiménez no convocó a los diferentes sectores y organizaciones de la sociedad civil para plantear sus necesidades, lo que podría ser un riesgo en la integración del documento rector de las políticas públicas para los siguientes cinco años y medio.

[relativa]

Este 01 de abril vence el plazo legal para que el Gobernador presente al Congreso local el Plan Veracruzano de Desarrollo (PVD) que tendrá que ser analizado y votado a más tardar el 01 de junio del 2019. La ley no establece que si se incumple con la entrega, se sancionará conforme a ley de Responsabilidad de Funcionarios Públicos, por lo que el periodo es improrrogable.

El 21 de enero de este año, la titular de la Oficina del Programa de Gobierno, Waltraud Martínez Olvera, anunció la realización de cuatro consultas públicas en los municipios de Pueblo Viejo, Jáltipan, Alvarado y Xalapa. Se consultaría a los ciudadanos para conocer cuáles eran sus necesidades y sus propuestas para integrar el PVD.

“Para conformar el Plan Veracruzano de Desarrollo se tiene que hacer un diagnóstico de la situación que atraviesa cada una de las regiones y analizar los programas o medidas que se han implementado para ver si fueron acertadas. ¿Qué sigue?, lo que estamos haciendo hoy: la participación ciudadana. Con este material se arman las líneas de acción que distinguirán a esta administración”, declaró en conferencia de prensa.

A raíz de esas reuniones, se logró la participación de 2 mil 515 personas que presentaron un total de mil 226 propuestas en materia de cultura de paz y derechos humanos, salud, Veracruz en la agenda 30/30, educación, desarrollo social, desarrollo agroalimentario y temas indígenas.

El 08 de marzo, en entrevista en el Congreso local, la funcionaria reconoció que se les ha complicado el poder aterrizar quién es el responsable de la toma de decisiones, dado lo complejo de lo que requieren los veracruzanos.

“Las necesidades son muchas, entonces se tiene que tomar una decisión muy firme al respecto de cuál es el alcance real que se puede tener, por muchos factores, por el recurso económico, el recurso humano y la complejidad”, detalló en entrevista con los medios de comunicación.

PVD de Cuitláhuac no involucró a sociedad organizada

El empresario xalapeño, Augusto Zamora Lara, comentó que la creación del Plan Veracruzano de Desarrollo es una gran responsabilidad, sin embargo, no se involucró a la sociedad organizada para conocer cuáles eran sus necesidades, “confiemos que el Plan contenga lo que necesita urgentemente el Estado”.

“No se ha convocado a la sociedad civil, entiéndase como organizaciones de la sociedad, que existen desde hace tiempo y que pudiéramos aportar algo.

“En nuestra experiencia, nos ha tocado vivir varias administraciones en donde lamentablemente damos ideas y propuestas, pero no se veía reflejado en la realidad, aunque en el papel aparecía como una buena intención”, opinó en entrevista.

Opinó que es necesario que los encargados de la integración del PVD tengan una visión real de lo que está pasando en Veracruz, que establezcan cómo se va a llegar a las metas, ante el reclamo de la reactivación económica y social para todos los veracruzanos, no solo para el primer círculo de poder de Veracruz.

Se debe entender que Morena es el partido que debe gobernar para todos los ciudadanos en general: “Para que haya riqueza, primero hay que producirla y después repartirla, pero primero se tiene que trabajar y para que podamos trabajar debe haber condiciones indispensables, que es la seguridad pública y respeto al Estado de Derecho, y después, oportunidades para todos”.

Por su parte, el economista Rafael Arias Hernández, opinó que existen muchas expectativas en el nuevo gobierno ante los graves problemas de inseguridad y política económica, lo que obliga a la elaboración de un diagnóstico y plantear cuál será el esfuerzo gubernamental para llegar a las metas.

La planeación moderna se basa en la evaluación permanente y constante, “los problemas cotidianos hacen que la gente espere un gobierno responsable y el Plan será uno de los primeros productos palpables de Morena”.

Las consultas populares se deben apegar a los lineamientos, para que sean funcionales, legales y válidas, no sólo reuniones donde se reciben documentos que después se buscan plantear como metas del PVD.

¿Qué dice la ley?

Según el artículo 49 de la Constitución Política establece que son atribuciones del Gobernador del Estado: Planear y conducir el desarrollo integral del Estado en la esfera de su competencia; establecer los procedimientos de consulta popular para formular, instrumentar, ejecutar, controlar y evaluar el Plan Veracruzano de Desarrollo y los programas que de éste se deriven.

La ley de Planeación del estado, establece en su artículo 21 que el Plan Veracruzano de Desarrollo es el instrumento de planeación del desarrollo de la entidad y será el conductor de la gestión pública del Gobierno del Estado, mediante el cual se realizarán los diagnósticos, se establecerán los objetivos y se determinarán las estrategias, metas y prioridades del orden estatal con los enfoques de desarrollo que el Ejecutivo adopte para lograr el desarrollo sostenible de la entidad.

El Plan deberá elaborarse usando una metodología de planeación específica, y deberá publicarse en un plazo máximo de seis meses contados a partir de la fecha de toma de protesta del Gobernador del Estado, y su vigencia no excederá del período constitucional que le corresponda, aunque podrá contener consideraciones y proyecciones de más largo plazo.

El Titular del Ejecutivo del Estado tendrá un plazo máximo de cuatro meses, contado a partir del día de su toma de protesta como Gobernador del Estado para elaborar el Plan Veracruzano de Desarrollo.

Al término de este plazo, lo remitirá al Congreso del Estado, quien contará, a su vez, con un plazo máximo de dos meses para su estudio, análisis y aprobación. Al efecto, la Diputación Permanente podrá convocar a un periodo de sesiones extraordinarias de la Legislatura del Estado y, con respeto de las atribuciones que la Constitución Estatal y otras leyes le confieren, formulará las observaciones que estime pertinentes durante la revisión para su aprobación.