DIRECTORIO

OFICINAS

Sínodo de la Amazonía discute ordenanza de diaconisas y hombres casados

La posibilidad de ordenar diaconisas en la Amazonía es una de las propuestas que se escucharon en la tercera reunión del Sínodo de Obispos, que se reúne en el Vaticano para abordar temas relativos a esa región sudamericana.

Es solo una propuesta que algunos padres sinodales hicieron en sus respectivas intervenciones pues por el momento “no hay debate, no se ha desarrollado un discurso compartido”, aclaró en rueda de prensa el secretario de la Comisión para la Información, Giacomo Costa.

Precisamente uno de los temas más controvertidos de este Sínodo es la posibilidad de ordenar hombres casados para suplir la carencia de sacerdotes en la Amazonía e impulsar su evangelización.

Por ello, los padres sinodales, obispos de todo el mundo para aconsejar al papa, hablaron de “nuevos caminos para el ministerio” ante la “urgencia” que representa la falta de pastores en la zona, según un resumen de la sesión difundido por la Santa Sede.

En este sentido se ha hecho hincapié en que “se necesita una mayor valorización de la vida consagrada, así como una fuerte promoción de las vocaciones” entre los autóctonos.

Y otra de las reflexiones que surgieron fue “la posibilidad de una ordenación diaconal para las mujeres con el objetivo de valorar la vocación eclesial”.

Otro de los temas que se ha tratado es que la Iglesia contribuya a “la defensa de los derechos humanos” y también “el drama de la criminalización de los líderes, de la comunidad y de los movimientos sociales” de la región amazónica.

Y también se ha puesto el acento en la problemática de la contaminación, la deforestación, la “legislación débil” contra estos fenómenos de los países que comparten la Amazonía y la necesidad de luchar contra “los modelos extractores depredadores”.

En la rueda de prensa también estuvo presente la relatora especial de Naciones Unidas para los Derechos los pueblos indígenas, Victoria Lucia Tauli-Corpuz, denunció la “criminalización de los pueblos indígenas”, que son “golpeados por la industria minera”.

“Valoro mucho este Sínodo Panamazónico porque creo que es un proceso que llega en el momento más acertado si consideramos la gravedad de la destrucción del Medioambiente amazónico, la violencia y la violación de los derechos humanos de los indígenas que quieren proteger sus tierras”, manifestó Tauli-Corpuz.