DIRECTORIO

OFICINAS

Una tormenta geomagnética se dirige a la Tierra y podría provocar auroras boreales en partes de EU

Una advertencia de tormenta geomagnética ha sido lanzada después de tres eyecciones de masa coronal (EMC) provenientes de una gigantesca mancha solar. El Centro de Predicción del Clima Espacial, un organismo de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, señaló que existe una alerta menor de tormenta geomagnética para los días 15 y 16 de mayo.

Como resultado de la tormenta, es posible que, durante las próximas noches, logren verse auroras boreales en algunas partes del norte de Estados Unidos. A continuación se muestra un mapa donde aparecen los sitios en los que podrían verse las auroras boreales.

Pronóstico de auroras boreales para el 16 de mayo, realizado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica: el Centro de Predicción del Clima Espacial, dependiente de ese organismo, señaló que existe una alerta menor de tormenta geomagnética para los días 15 y 16 de mayo. FOTO: NOAA

Las EMC provienen de la atmósfera exterior de nuestro Sol. Se trata de una región con campos magnéticos extremadamente fuertes. Cuando estos campos se cierran, pueden expulsar materia repentinamente en medio de una gran explosión, lo que forma una EMC. Esta materia, que en ocasiones llega a pesar miles de millones de toneladas, es expulsada hacia el espacio, chocando con cualquier objeto que se le atraviese.

Cuando una EMC explota en dirección a la Tierra, la materia solar interactúa con los átomos y las moléculas de nuestra atmósfera. Esta colisión es lo que produce las auroras boreales y australes.

Las tres EMC responsables de la más reciente tormenta geomagnética provienen del grupo de manchas solares denominado Región 2741. La serie comenzó el 10 de mayo, y se espera que la materia de las primeras dos llegue el 15 de mayo. Es probable que la tercera llegue a la Tierra el 16 de mayo.

“La ubicación original de las EMC se ha relacionado con filamentos solares que desaparecen (FSD) a lo largo de áreas de la línea neutral magnética cerca del grupo unipolar de manchas solares denominado Región 2741”, se lee en una declaración de la NOAA.

Un filamento solar es una larga línea de material más frío que revolotea por encima de la corona solar. La NASA señala que estos filamentos pueden flotar así durante varios días antes de desaparecer. “En ocasiones, también salen disparados hacia el espacio, liberando materia en una lluvia que cae de regreso o escapa hacia el espacio, convirtiéndose en una nube en movimiento, conocida como eyección de masa coronal, o EMC”, afirma el organismo espacial.

Las manchas solares son regiones temporales en la superficie del Sol que son más oscuras y frías que el área que las rodea; su temperatura es 4,500 grados Celsius menor que en dichas áreas.

De acuerdo con SpaceWeather, la mancha solar de la que proviene la EMC más reciente parece estar desintegrándose y ya no es capaz de producir EMC de gran magnitud que plantee un riesgo importante para la Tierra. Cuando el Sol produce grandes explosiones, una fuerte tormenta geomagnética puede alterar los sistemas de GPS, los satélites y las redes de suministro de energía.

En este momento, el Sol se encuentra en un período de quietud conocido como mínimo solar. La actividad solar aumenta y disminuye en ciclos de 11 años. El máximo solar, que es cuando la actividad alcanza su más alto nivel, produce un aumento en el número de manchas solares. Se espera que el próximo máximo solar llegue a su nivel más elevado en 2024.